BBVA y Divina Pastora adaptan sus productos al COVID-19 para atender las necesidades de los más vulnerables

coronavirus

La situación provocada por el COVID-19 requiere de productos que se adapten a las necesidades de los clientes. Conscientes de esto, BBVA y Divina Pastora Seguros han decidido dar un paso hacia adelante y adaptarse al nuevo contexto.

BBVA: ayudas por COVID-19 para sus clientes

En BBVA quieren ayudar a reducir el impacto del coronavirus con varias medidas que se ajustan a las necesidades de sus clientes. BBVA está volcado en el diseño de soluciones encaminadas a los clientes más vulnerables y que se están viendo más afectados por la situación actual, para ayudar a mitigar los efectos de esta crisis.

En este sentido, ha puesto en marcha una medida encaminada a facilitar el pago de las cuotas de los préstamos, y que permitirán aplazamiento de hasta seis meses en el pago de las cuotas de dichos préstamos. Esta medida está encaminada a que los clientes puedan afrontar esta crisis sin precedentes, con mayor flexibilidad.

Por otro lado, BBVA ha puesto a disposición de las empresas líneas de crédito inmediato de hasta 25.000 millones de euros y ha suscrito la Línea ICO de 400 millones para apoyar al sector turístico, del transporte y la hostelería con problemas transitorios de liquidez. Las empresas y autónomos pueden solicitar un importe máximo de 500.000 euros, mediante préstamos con plazos de uno a cuatro años y uno de carencia, un tipo fijo máximo anual del 1,50% TAE y sin comisión de apertura. Además, esta línea cuenta con una garantía del ICO del 50% de la financiación.

Además, los clientes pensionistas de BBVA que necesiten disponer de efectivo podrán hacerlo de forma gratuita desde cualquier cajero de cualquier red de toda España.

Asimismo, ha aplicado un aplazamiento del pago de hasta tres meses del alquiler social a aquellas familias que habiten en una casa acogida al Fondo Social de Vivienda (FSV) y se hayan visto afectadas por el COVID-19.

Divina Pastora Seguros adopta una serie de medidas para hacer frente al COVID-19

Divina Pastora Seguros afronta la situación de crisis provocada por el COVID-19 con mayor solvencia si cabe, gracias, una vez más, a los resultados positivos obtenidos al cierre del ejercicio 2019, que se situaron en unos beneficios superiores a los 12 millones de euros.

Una de las principales medidas adoptadas para apoyar a sus asegurados consiste en la reducción de las cuotas de aquellos seguros que, dada la situación de confinamiento, tienen una reducción en la probabilidad de ocurrencia del siniestro. No obstante, mantiene intactas todas las coberturas y prestaciones durante este periodo de tiempo.

Al mismo tiempo, Divina Pastora ha adquirido para este mes de abril, material protector para el personal sanitario por valor de más de 2 millones de euros. Hasta el momento, y gracias a la colaboración de todos los empleados de la compañía, han podido distribuir 60.000 pantallas faciales protectoras por diferentes centros públicos y residencias de toda España. Además, la aseguradora, y con la colaboración de la Generalitat Valenciana que facilita su red logística, va a hacer entrega en breve de 600.000 mascarillas FFP2 y 150.000 batas impermeables SMS a hospitales y centros sanitarios públicos de varias comunidades autónomas.

Con relación a estas donaciones, Armando Nieto, presidente de Divina Pastora Seguros, ha señalado: “En la lucha contra esta pandemia, todos los agentes de la sociedad tenemos el deber de colaborar en cualquier frente que esté a nuestro alcance. Las empresas solidarias debemos serlo si cabe aún más y trabajar para recuperar la normalidad y el mayor de nuestros bienes, la salud”.

Desde el Observatorio Empresarial para el Crecimiento Inclusivo impulsamos que las empresas, a través de su negocio, ayuden a las personas más vulnerables. Es el caso de BBVA y Divina Pastora, miembros del Observatorio, que en esta crisis actual ponen el foco en estas personas, adaptando sus productos y servicios.