Los Objetivos de Desarrollo Sostenible llegan a las agendas de los líderes empresariales

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible llegan a las agendas de los líderes empresariales

En su primer año de vida, Naciones Unidas ha logrado trasladar el mensaje de los Objetivos de Desarrollo Sostenible al sector privado. Lanzado el desafío, líderes empresariales de todo el mundo ya están traduciendo sus compromisos en acciones reales.

Han pasado poco más de 365 días desde que Naciones Unidas hiciera pública la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que marcará las directrices del progreso global para los próximos 15 años. A través de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y 169 metas que abordan los retos sociales, ambientales y económicos más urgentes de nuestro planeta, Naciones Unidas invita a gobiernos, organizaciones sociales, ciudadanos y empresas a poner su grano de arena para avanzar en un mismo sentido hacia el progreso global. Tras este primer año de andadura, desde el Observatorio Empresarial contra la Pobreza hacemos un balance y repasamos las principales iniciativas y los avances respecto a la contribución del sector privado empresarial a los ODS.

El gran reto del primer año: traducir los ODS al lenguaje empresarial

Recientemente, Lise Kingo, Directora Ejecutiva del Pacto Global de Naciones Unidas, ofrecía su punto de vista respecto a este primer año, destacando que el principal reto superado ha sido la sensibilización global del sector privado empresarial respecto a su rol en los ODS.

Pero, ¿por qué ha sido necesario dedicar todo un año a dar a conocer a las empresas los ODS? Probablemente porque los anteriores Objetivos de Desarrollo del Milenio 2000-2015 quedaron fuera de la agenda empresarial.

Si bien se crearon grandes iniciativas de alianzas empresariales mundiales, como es el caso del propio Pacto Global, en gran medida, los compromisos adquiridos no llegaron a trasladarse de una forma suficientemente práctica como para que las empresas los asumieran como parte de sus estrategias de negocio. En su concepción, forma y lenguaje, respiraban la esencia de las grandes agencias y organismos de desarrollo y, de algún modo, quedaron en una esfera lejana para la realidad del día a día de las empresas.

Precisamente y para sobrepasar esta barrera desde el primer momento, la mayor parte de las iniciativas lanzadas 2016 para el sector privado han estado orientadas a difundir los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible y mostrar que las empresas tienen un importante rol, tratando de usar un lenguaje y enfoque propio del sector privado empresarial. Así, campañas de sensibilización como ‘Making Global Goals Local Business’ han logrado llegar a miles de empresas gracias a un esfuerzo de ‘traducción’ que propone considerar los ODS como una oportunidad empresarial.

De invitados a protagonistas

Si bien los Objetivos de Desarrollo del Milenio 2000-2015 reconocían a la empresa como un actor del desarrollo, los Objetivos de Desarrollo Sostenible de 2030 elevan el discurso sobre su rol, considerándolos actores claves para alcanzar las metas propuestas. El éxito para lograr el progreso global ofrece una especial oportunidad para las empresas, ya que en el camino hacia la consecución de los ODS los modelos de negocio actuales experimentarán una revisión y una más que probable transformación.

Y es que sectores empresariales al completo se ven reflejados en los objetivos como son, por ejemplo, el sector energético (ODS 7), el del agua y saneamiento (ODS 6) o el sector de la transformación industrial (ODS 9). No es sorprendente, por tanto, que el 49% de los directivos empresariales considere que las empresas serán el actor más importante para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, tal y como refleja ‘Agenda 2030: A Window of Opportunity Strategy CEO 2016’, estudio publicado por el Pacto Mundial y Accenture que compila respuestas de más de 1.000 CEO de 100 países y 25 sectores industriales diferentes.

Más allá de las implicaciones que afectan a los distintos sectores industriales, las preocupaciones de los líderes empresariales se dirigen hacia aspectos como la falta de empleo, la desigualdad o el hambre, también recogidos en los ODS. Cabe destacar, en este sentido, que el 42% de los líderes consultados considera que la tasa de desempleo juvenil es actualmente el riesgo global más urgente.

En este sentido, este mismo estudio muestra que el 87% de los CEO considera que los ODS suponen una oportunidad para repensar enfoques de sostenibilidad y valor compartido, mientras que el 78% ve oportunidades para contribuir desde el núcleo del negocio.

Con todo ello, en los foros de diálogo se ha comenzado a extender el mantra de que el mayor impacto que el sector privado puede realizar a los ODS es aquel que lleva a cabo desde su esencia como empresa.

Herramientas para trasladar el compromiso en acción

Con este mensaje en mano, desde Naciones Unidas no se ha querido dejar pasar la oportunidad de demostrar que los 17 ODS y la consecución de sus 169 metas tienen un carácter eminentemente práctico y que pueden ser coherentes con las estrategias de negocio. Por ello, a lo largo de este primer año han lanzado diversas iniciativas orientadas a facilitar a las empresas su camino de compromiso con la nueva Agenda 2030.

Entre ellas, se han publicado diversidad de guías prácticas, plataformas para fomentar las alianzas, clusters sectoriales, herramientas de comunicación y directrices para el reporte respecto a los ODS. Desde el Observatorio Empresarial contra la Pobreza hemos realizado una selección de aquellas iniciativas de mayor calado para el sector privado:

  1. Global Goals Organization & Employee Engagement Hub. En el marco de la campaña de comunicación #GlobalGoals se ha creado este espacio para que las empresas pongan de manifiesto su compromiso con los ODS. Así, se ha puesto a disposición de las empresas el ‘Global Goals Employers Toolkit’, conformado por 10 herramientas prácticas que las empresas pueden usar: desde posters ‘We support Global Goals’, que se pueden imprimir y colgar en cualquier espacio de la empresa, hasta plantillas de mails para difundir los ODS entre los empleados.
  2. Business for 2030. Con el objetivo de visibilizar la contribución de las empresas a los ODS, se ha creado la plataforma online ‘Business for 2030’. A través de un formulario, las empresas pueden enviar aquellas iniciativas que están contribuyendo a cualquiera de las 169 metas de los ODS. De este modo, se está creando un escaparate de iniciativas empresariales inspiradoras para otras empresas.
  3. SDG Industry Matrix. Con el apoyo de KPMG, el Pacto Mundial ha creado esta compilación de guías orientadas a mostrar de forma práctica cómo un determinado sector de negocio puede colaborar en la consecución de los ODS. Hasta el momento, se han creado guías del sector salud; financiero, transformación industrial; energía y extracción de recursos naturales; y alimentario y bienes de consumo.
  4. El sector privado ante los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Guía práctica para la acción. En España, recientemente la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas ha lanzado esta publicación que contiene 268 acciones prácticas, clasificadas por cada uno de los 17 ODS, que las empresas pueden integrar en su negocio o en sus relaciones con sus grupos de interés.

Además de este abanico de herramientas, Pacto Mundial ha anunciado que próximamente estarán disponibles cuatro nuevas plataformas que allanarán el camino a la participación de las empresas en cuanto a nuevas soluciones, modelos de financiación, reporting e innovación.

  • Nuevas soluciones: The Global Solutions Platform. De la mano de Monday Morning and Sustainia, se construirá la mayor plataforma que mapeará soluciones que contribuyen a los ODS ya probadas, escalables y replicables.
  • Nueva financiación: Catalyzing Financial Innovation. A través de esta plataforma y en alianza con los Principios de Inversión Responsable (PRI) y de UNEP-FI, se tratará de identificar nuevos productos financieros que contribuyan a alcanzar los ODS.
  • Nuevo reporting: SDG Leadership through Reporting. Junto con Global Reporting Initiative se quiere garantizar el seguimiento y la medición de los avances que las empresas irán logrando respecto al cumplimiento de los ODS 2030.
  • Nueva innovación: Project Breakthrough. En alianza con Volans, esta plataforma tratará de identificar pensadores, innovadores, emprendedores sociales… y conectarles con empresas para formar nuevos modelos de negocio (especialmente en el campo de las nuevas tecnologías como elemento disruptivo).

En esta misma lógica de allanar el camino al sector empresarial, el Observatorio Empresarial contra la Pobreza elabora una serie de informes anuales que pretenden, de manera práctica, exponer cómo la empresa puede contribuir a los principales retos de los ODS.

Los ODS, en las agendas de los Directivos de Empresas

Tras este primer año de esfuerzo comunicativo, parece que el objetivo de poner los ODS en las agendas de las empresas se ha logrado. En palabras de Peter Baker, CEO del World Business Council for Sustainable Development, los ODS representan ya un lenguaje común para las empresas y el resto de los actores en cuanto a cuáles son los principales retos del desarrollo.

Y es que, tal y como indica el mencionado estudio de Pacto Mundial y Accenture, el 70% de los líderes empresariales creen que demostrar compromiso social es un elemento diferenciador en su sector.
El mensaje también ha calado entre las empresas españolas. Según la Red Española del Pacto Mundial, más de 2.600 organizaciones españolas implicadas ya en el desarrollo de los ODS, entre ellas, el 77% de las empresas del IBEX y 1.848 pymes.

En menos de un año, los Objetivos de Desarrollo Sostenible han logrado tocar las agendas de los Directivos de Empresa. Por delante, quedan 14 años más para hacer estos compromisos realidad y demostrar el gran potencial que tiene el sector privado para cambiar el mundo.