“Prosper4All”: ya es posible medir el crecimiento inclusivo

Fundación CODESPA, IESE Business SchoolBoston Consulting GroupDeloitte y Open Value Foundation están desarrollando Prosper4All, un indicador de crecimiento inclusivo que sirve para medir el valor económico y social generado por la empresa para sus grupos de interés, especialmente para las personas más desfavorecidas.

En el mundo de los negocios, se aprecia una creciente sensibilidad hacia los retos sociales, y muchos piden a la empresa que se implique en la búsqueda de soluciones. Pero, ¿cómo se puede demostrar ese compromiso? Durante los trabajos de investigación del Observatorio Empresarial para el Crecimiento Inclusivo, surgió la idea de promover un crecimiento económico más sostenible e inclusivo en las empresas. Ese fue el germen de Prosper4All.

Prosper4All está al servicio de empresas privadas que quieren centrarse en la “S” de los criterios ASG (Ambientales, Sociales y de Gobernanza). Mónica Gil-Casares, coordinadora del proyecto, comenta qué tipo de instituciones están utilizando este indicador:

“Son organizaciones que han avanzado mucho en minimizar el impacto negativo de su negocio en el medioambiente; han demostrado un gran compromiso con la sociedad a través de la filantropía o de la acción social… Ahora, y especialmente tras la crisis socioeconómica provocada por la COVID-19, buscan potenciar su estrategia de impacto social desde la S”.

Las empresas que participan en Prosper4ALL quieren saber cómo medir el impacto que generan en sus públicos de interés con su propia actividad empresarial. “Porque –como apunta Gil-Casares– si no tienen una hoja de ruta y unos indicadores, no pueden medirlo, y por tanto no pueden mejorarlo”.

 

Prosper4all

Áreas de la empresa implicadas en el compromiso con el crecimiento inclusivo

 

Estándares internacionales

Prosper4All ha sido elaborado teniendo en cuenta estándares internacionales como GRI On Poverty y Oxfam Poverty Footprint, entre otros. Es resultado de un trabajo multidisciplinar, que ha asociado a actores de la consultoría, los negocios y la acción social. Boston Consulting Group ha desarrollado el marco conceptual del crecimiento inclusivo y las áreas de análisis desde la empresa, basándose en su herramienta TSI y adaptándola al marco del crecimiento inclusivo. Desde Deloitte, han identificado las buenas prácticas de las empresas en las áreas analizadas. IESE Business School ha construido el indicador de medición en base a cuatro sub-indicadores. CODESPA se ha encargado de la coordinación y ha aportado su experiencia en la promoción del desarrollo y la integración de personas desfavorecidas a través de iniciativas económicas.

Como explica Jordi Canals, “los ASG no han puesto de manifiesto la importancia de la inversión en las personas, en el capital humano. No es una crítica a estos factores, pero sí a lo que ocultan o no sitúan en un primer plano”. La intención del Observatorio Empresarial para el Crecimiento Inclusivo con Prosper4All es precisamente facilitar a las empresas su gestión de la inclusión y del impacto social desde su negocio, midiendo aquello que hasta ahora no ha sido fácil medir: lo “social”.

 

Guía de buenas prácticas y ODS

Las empresas reciben un cuestionario, que les sirve como guía para generar –o identificar– el impacto social desde departamentos que tradicionalmente no han estado implicados en procesos de responsabilidad empresarial. Algunas de las preguntas abordan, por ejemplo, la fiscalidad responsable, los plazos de pago a proveedores, la reincorporación tras los permisos parentales… Estas y otras prácticas permiten identificar a las empresas más vanguardistas en materia social y de inclusión. El informe de resultados de Prosper4All incluye, además, un diagnóstico de la relación existente entre las variables estudiadas y los ODS.

Este proyecto ha contado con la participación de V3Leaders, Trascendent, Navarra Center for International Development y Villafañe y Asociados. También agradecemos su colaboración a Judith Stroehle, investigadora de Saïd Business School (Universidad de Oxford) y a María Jesús Pérez, directora ejecutiva de Social Capital Foundation.